Reposa la reina Luna


Reposa la reina Luna

en su panal de estrellas,

va devorando la noche,

la masca de forma lenta

 

            y para cada mordisco

            enciende una hoguera:

            madre de toda la luz que

            en tus ojos se refleja.

 

                   Descansa la reina Luna

                   rodeada de sus celdas,

                   con sus niñas que trabajan

                   fugaces como cometas

 

                         que te escriben en la noche

                         con la tinta de su estela

                         un cuento mientras duermes

                         escrito de su puño y letra.

 

                                   Dormita la reina Luna

                                   en los sueños de mi niña:

                                   con la sombra de su pelo

                                   te dibuja una sonrisa.

Anuncios