Mis ninfas


Ay mi marinera de bosques leñosos, surcando esta inmensidad de hierbas y minerales, sin saberlo lanzaste tu red en mi alma encrespada y recogiste estos pequeños poemas plateados que son ninfas de mis dominios. Me creaste miles de floridas olas e hilvanaste con su espuma un manto de polen y pétalos, protégete de esta humedad temblorosa porque al cesar la tormenta reclamaré el regreso de mis sirenas, ellas te atrajeron con el faro de su voz a mi abismo de palabras, para que vuelen otra vez hacia mi ávido pecho.

Anuncios