Viajero


Conozco este país, me deslizo por su enredado mapa de caminos y cumbres, respiro su aroma de otoño eterno mientras numero cada una de sus hojas de cereal. Acaricio su territorio apasionado buscando sus ondulaciones y recodos, besando cada una de sus llanuras y enmarañando entre mis dedos cada una de sus tallos y espigas. Despierto jaleando sus amaneceres marinos y permito que su sol devore mi piel consumándola de arcilla y cebada. Descanso en sus jardines y me amparo entre sus rocas, sufro sus tormentas de verano y consiento que sus nubes de lágrimas rocíen mi piel. Exploro sus minas y desvalijo sus yacimientos. Navego con mis manos por sus ríos y lagos, atraco en sus puertos cargado de riquezas y tesoros. Me emborracho de sus floridas fiestas, malgasto sus dulces licores y sus intensos tabacos. Sufro la sed de sus desiertos y la quemazón de sus arenas, guardo el dulzor de sus frutos y el calor de su carne; e impulsado por todo esto continúo, porque soy yo, el eterno viajero de este país llamado Tu Cuerpo.

Anuncios