Caracola


Se siento aquí a mi lado y tu corazón me recuerda a una caracola, porque cabe en mis manos y al acercar mi oído me susurra el nombre de un mar amaneciendo y lleno de pájaros que jalean mi regreso. Ay mi pequeña caracola, sabes que no te quiero por el murmullo de tu amor crepuscular, sabes que te amo tan solo por blanca y delicada.

Anuncios