Resurrección


Amor hoy he despertado muerto, muerto de palomas y lluvias, abandonado de musgo y olvido, vacío de nubes y rocíos, difunto de pretextos y despedidas, muerto de arcoíris y firmamento. Déjame en este ataúd construido con mis versos y clavados con tu mirada; detente, injusta, no me visites, ahora no vengas con tus llantos porque entonces me obligará de nuevo la esperanza a ser tu Lázaro aguardando sólo una palabra tuya ¡levanta!

Anuncios