Tu sonrisa


Amiga hoy me siento más pobre, no pobre de papeles o de metales redondeados, no pobre de quimeras o de deseos, ni pobre de memoria o de recuerdos. Hoy soy más pobre porque te he tenido cara a cara durante un breve momento y me dejaste sin el regalo de tu sonrisa. Pero no fuerces el gesto porque aunque sea pobre no acepto limosnas.

Anuncios