Turbio


Si preguntas por mí tendré que hablarte de fragmentos de sueños, de amores evaporados como las lluvias de Agosto, de cartas encerradas en cajones o en botellas, incluso de amistades podridas; estaré obligado a hablarte de lágrimas colmadas de tierra, de heridas amarillentas, de agravios empalagados en mi boca. Si preguntas por mí tendrás que hablar con odios rotos, con dientes apretados, con muchas palabras muertas que nadie resucita, con mi alma aún sonámbula. Si preguntas por mí tan solo podré ofrecerte mi poesía, espero que con eso te baste.

Anuncios