Odio (VI)


Sí, odio algunas cosas, odio mis insólitos juegos de mesa llenos de palabras, esos que utilizo para recrearme en tu corazón con mis deseos y quimeras. Con él compongo AMOR con los mismos garabatos que ORGULLO, el verbo HABLAR lo escribo casi siempre en tu ESPALDA y el sustantivo CARICIA lo deletreo de igual manera que POCO. Odio mis juegos que sólo provocarán confusión cuando NEGATIVA puntúe doble mientras que invalido TUSBESOS. Los odio porque no necesitamos ningún diccionario para decir JUNTOS, así que guardemos tanto vocablo y apostemos a los dados, ese juego de azar donde siempre suman lo mismo tu nombre y el mío.

Anuncios