Bloguesía (II)


Luto.

Qué sensación me trepa desde los pies, sube pegajosa como marea de alquitrán, me envuelve de esencia nocturna, me asfixia de angustia y de sombra, me barniza de negro. Es el augurado luto que me llega como gota que asciende hasta mi alma, como hoja otoñal que vuelve a su rama. Es el luto, por eso callan los árboles y no trepa la luna por la enredadera de estrellas, por eso se vuelven las manos saladas y los pañuelos no ondean al viento, es el luto. Porque no sé si habrán leído los periódicos, página de necrológicas, pero es que aquí dentro, señores, se me ha muerto una palabra de no usarla, de no sentirla, de descuidarla. Hoy estuve en el cementerio colocando su lápida, aquí enterré a Rencor, y una vez que me desnude de este luto iré a celebrarlo. ¿Vienen?

1784664565

Anuncios