Descubriéndote


 

Vagando por estos desiertos de ennegrecido barro

voy buscando y descubriendo en esa lejanía

las rítmicas palabras que abandonas a tu paso,

entre marchitos cuerpos de arcilla y ceniza

como un aventurero voy descifrando tu rastro

hasta encontrarte cansada en aquella orilla.

Y me encontré en un cruce de miradas,

miradas atravesándome como rayos,

como rayos que no podían quemarme

tan sólo desenvolvían  mis párpados,

y mientras me rodeaban vuestros susurros,

siempre verdes palabras de enamorados,

mientras escuchaba esas largas caricias,

el rozar de vuestros cuerpos y labios,

y sentía otra vez como os mirabais

arrastrando la mirada de arriba hacia abajo

con esa cadencia tan suave que lográis

con ese ritmo tan vuestro, tan despacio.

 

Ya se acabó mi hora, ya solo me marcho

seguiré recorriendo este alfabético camino,

buscando una palabra por cada abrazo

que me intentó dar este desértico destino,

ya a solas os dejo, a solas con el tiempo:

voy con mi cuerpo de barro ennegrecido

vivo aunque algunos digan que he muerto.

(Marzo 2000)

almas-03

Anuncios