Bloguesía (VIII)


Reflejo.

Tú, sí tú, no mires al suelo, tú. No te marches porque estoy buscando un lugar por donde empezar, un resquicio, lo encuentro y comienzo. Muerdo tu boca, te desgajo los labios, te despego la piel, separo todos los músculos hasta ver el blanco de tus costillas, las desarmo como puzzle vivo y encuentro el corazón. Con la palanca de mis dedos lo extraigo sintiendo su calor húmedo y palpitante, y grito y me enrabio y me duele; pero lo alzo frente al espejo y me susurro al oído

¡Ves cómo estoy vivo!

 

Rip my heart out  by Joe Ramirez

Anuncios