Carne fresca

El vehículo se desplazaba con una velocidad de 300 m/s, a esa velocidad los grandes miradores que poblaban los laterales del conducto apenas parecían pequeñas ventanas, por ellas de divisaba, en una sucesión… Sigue leyendo