Bloguesía (VIII)

Reflejo. Tú, sí tú, no mires al suelo, tú. No te marches porque estoy buscando un lugar por donde empezar, un resquicio, lo encuentro y comienzo. Muerdo tu boca, te desgajo los labios,… Sigue leyendo