Tu perspectiva

Aún me gobierna la mirada desteñida, de nada sirven estos cortinajes que me construyo para engañarme una y otra vez, y otra. Para qué buscar en otras miradas el brillo que huyó con… Sigue leyendo